¿Cuál es la diferencia entre financiación reembolsable y no reembolsable?

Al buscar convocatorias, los términos financiación reembolsable y no reembolsable aparecen varias veces. Cuando una empresa decide invertir en I + D, se encuentra con varias posibilidades de inversión, lo que puede dificultar la elección.

Pero ¿sabe qué cambia de uno a otro y cuáles son los posibles ejemplos de financiación en ambos? ¡Descúbra aquí la diferencia entre financiación reembolsable y no reembolsable!

Financiación reembolsable y no reembolsable - GT CONSULTORIA

FINANCIAMIENTO REEMBOLSABLE

En esta modalidad, la inversión puede funcionar como una forma de préstamo, es decir, el crédito necesita ser devuelto de alguna manera. Para esta opción, es común utilizar la Tasa de Interés de Largo Plazo (TJLP), calculada de acuerdo con la meta de inflación.

La financiación reembolsable no requiere el ingreso a convocatorias públicas, están con las líneas abiertas durante todo el año.

FINANCIAMIENTO NO REEMBOLSABLE

Muy buscado por las empresas hoy en día, no requiere ningún retorno monetario, lo que ha atraído a varias empresas a esta posibilidad. Para que las empresas tengan acceso a la inversión, es necesario que participen en las convocatorias públicas y cumplan con los requisitos exigidos.

A veces, al pensar en las posibilidades de inversión para su empresa, puede confundirse en cuanto a cuál podría encajar para obtener los mejores beneficios.

¡Para eso puede contar con GT Consultoría! Con un equipo multidisciplinar, las distintas visiones de su negocio le mostrarán el mejor tipo de financiación para Ud., haciéndolo cada vez más competitivo en el mercado.

Contáctenos. Podemos ayudar con todos los requisitos y maximizar el beneficio. ¡Acceda a nuestro blog y suscríbase a nuestra newsletter para que su empresa se destaque cada vez más en el mercado! Estamos en Facebook LinkedIn.