Incentivos fiscales para comenzar 2021 con el pie derecho

Las empresas que invierten en Investigación y Desarrollo tendrán nuevas y antiguas posibilidades de financiación con incentivos fiscales.

Con el fin de 2020 llegando, las empresas comienzan a pensar en el futuro y los próximos pasos para continuar. Muchos se han visto perjudicados por la pandemia provocada por el nuevo coronavirus y, como tal, dependerán de líneas de financiación para seguir adelante con sus proyectos. Así que aquí hay algunos incentivos fiscales para comenzar el 2021 con el pie derecho:

GT CONSULTORIA
créditos: freepik

1) ley de I + D

Ley Investigación Y Desarrollo tiene como objetivo mejorar la capacidad competitiva de las empresas chilenas. Puede registrarse en ambos formularios a través de la web oficial de la Ley.

Para participar en el incentivo fiscal de I + D, la empresa debe ser un contribuyente de primer nivel, según el sitio web del SII; declarar los ingresos mediante una contabilidad completa;

Además, tener un proyecto de Investigación y / o Desarrollo con un valor de Unidad Tributaria (UTM) mensual de al menos 100; pagar una tarifa al solicitar la certificación, que no puede exceder el 4% del valor del proyecto.

Para el negocio considerado elegible para lucro, se otorgará una reducción directa en el pago, equivalente al 35% del gasto tributario de primera clase. Además, el otro 65% puede considerarse gasto necesario para generar ingresos, con posibilidad de descontar la base de cálculo, reduciendo aún más los impuestos.

2) Programa Regional de Difusión Tecnológica

Con un enfoque en la pequeña empresa, el Programa Regional de Difusión Tecnológica tiene como objetivo mejorar la competitividad de las empresas regionales, especialmente las micro y pequeñas empresas.

Pueden registrarse las personas jurídicas constituidas en Chile, dentro de la primera categoría y caracterizadas como empresarios individuales. Aun así, las personas físicas también pueden participar, siempre que inicien sus actividades en la primera categoría del Impuesto sobre la Renta.

El mayor beneficio es la cofinanciación del proyecto. Para las microempresas, esta financiación asciende al 80%, mientras que las pequeñas empresas reciben el 70% y las medianas y grandes el 50%. Se espera, entonces, que las empresas regionales tengan un acceso más rápido a las tecnologías de producción y mejoren su competitividad.

3) CORFO

La Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) ha abierto inscripciones para la convocatoria de Bienes Públicos Regionales 2020. Sin cierre definitivo, su principal objetivo es apoyar soluciones que resuelvan problemas de información, fallas de mercado y faciliten la toma de decisiones.

Los emprendedores propietarios de empresas o instituciones individuales pueden participar en todo Chile, siempre que paguen impuestos de primera. Pero, para ser considerado un proyecto válido, debe tener al menos un director diferente al candidato en cooperación con el beneficiario.

La cofinanciación cubrirá hasta el 85% del coste del proyecto y el resto deberá ser aportado por los participantes, en efectivo. Algunos ejemplos de costos financiables son publicaciones, consultorías, actividades demostrativas, diagnósticos sectoriales, financiamiento de personal preexistente, entre otros.

Sin embargo, los costes de inversión no pueden superar el 25% de la subvención total. Mientras su empresa organiza los documentos o evalúa los posibles beneficios fiscales, es posible que necesite ayuda especializada para garantizar el máximo beneficio.

¡Por tanto, puede contar con el equipo multidisciplinar de GT Consultoría! Contáctenos para obtener más información. También puede seguir nuestro Blog y seguirnos en las redes sociales para no perderse nada de este universo. ¡Contáctenos!